La Alemania nazi y la Italia fascista ganaron para Franco la guerra civil española… antes de empezar.

El complot de Hitler y Mussolini en España previo al “Alzamiento” (18 de julio 1936) combinó la diplomacia, la prensa, la industria y grandes sumas de dinero como “ayuda”. Aquí no se trata de la ayuda militar, que va en otra parte.Todo contribuyó- con la anemia de algunos políticos republicanos- a una sangrienta victoria anunciada, sin paz en 40 años.

El pretender que los contactos previos a la sublevación de Franco, mantenidos por Hitler o Mussolini fueron de poca monta- dice Francisco Olaya criticando la obra de  Angel Viñas, "La Alemania nazi y el 18 de julio"- es un error. "En la pagina 118 por ejemplo - sigue nuestro colega Olaya- al referirse al viaje de Gil Robles pretende que fue recibido por el doctor Schmolz "que habia estado a cargo de de la propaganda nazi en España durante los años 1930 y 1933, "cuando el partido contaba en el país con la considerable suma de un centenar de miembros".

Sigue Olaya diciendo que los servicios alemanes de espionaje actuaban con mucha eficacia  en España desde fines de la primera guerra mundial y cita a mas de centenar de agentes estrechamente relacionados con elementos clericales y del ejercito y da una lista, consabida, que empieza por La Cierva y sigue con Millan Astray el Conde de Romanones y termina con Rodríguez de la Peña, José Escofet y otros.

En  relación con Viñas y Carlos Collado que en la red insisten es su tesis de "los primeros contactos" de los hombres de Hitler en España hay un libro que por medio de Arthur Koestler pude conseguir aunque con dificultades en Inglaterra en los años setenta titulado en "The Nazi Conspiration in Spain" cuyo editor es el mismo que “The Brown Book of the Hitler Terror"(El libro pardo del terror de Hitler), traducido del manuscrito alemán por Emile Burus, que hubieran impresionado al más recalcitrante partidario del nazismo. El primero de los libros citados salió a la venta por un chelín en 1937. La casa editora era Victor Gollancz Ltd. no hay otros nombres. Era semi clandestino entonces. Luego desapareció.

 No se necesita ni se debe echar mano a generalidades al respecto como hacen algunos en la red porque no se puede chequear hoy los nombres de la conspiración nazi en España y decir claro que gracias a Hitler y sus aliados, principalmente, triunfó el Alzamiento del l8 de julio de l936 y todo lo que nos vino.  aún después, ya empezada la guerra civil, las embajadas no sólo de Alemania sino la de Finlandia y varias  latinoamericanas, fueron sobre todo en Madrid el refugio ideal de los quintacolumnistas y espías facciosos nazis que ayudaban a avanzar al ejército de Franco con mensajes, informaciones y hasta secretos militares, utilizando incluso radios, llegando a señalar objetivos a los aviones la Legión Condor y aliados. El gobierno legal de la República, dedicado en gran manera a  paliar los efectos de la lucha política interna de los partidos del Frente Popular, no pudo nunca dominar ese frente de la Quinta Columna, dirigido desde Berlín, y al final la célebre guerra civil creada en el mismo bando republicano por el general Casado, le dio en bandeja el triunfo a Franco y, por lo tanto, al nazifascismo europeo. Y eso fue el fin. O el principio de la guerra mundial.

Pero este reportaje está más bien dedicado a la conspiración nazi,.antes del l8 de julio de l936.Salvo un caso que es una excepción De no haber tenido el Generalísimo la ayuda que tuvo , ayuda más eficaz por la desgana de muchos políticos republicanos, el mundo se hubiera ahorrado la catástrofe que fue la guerra civil y hasta es posible que la II guerra mundial, para la cual España y en especial Euskadi constituyeron un ensayo real sobre cobayas humanos como no lo ha habido en la historia. En esos libros que he citado conseguidos en Londres, tengo la impresión que el propio Koestler convertido en antitotalitario integral desde 1936, tuvo mucho que ver dada su experiencia anterior en la de I Internacional Comunista, que abandonó estando en Sevilla (1936-1937) como corresponsal en la guerra civil española y luego con los sufrimientos de la misma cárcel de Sevilla, condenado a muerte por Franco, y después de los campos de concentración franceses.

El libro en su capitulo I dice que el General Primo de Rivera en 1917 mantenía ya estrechas relaciones, acabada la Gran Guerra (1914-18), con los círculos pangermánicos y futuros nazis. El periódico "Deutsche Politik" decía el 14 de febrero de 1919, que "los generales españoles" y la iglesia comprenden a fondo los verdaderos intereses de Alemania". Las legiones fascistas, los partidos de la derecha, los terratenientes y la iglesia habían tendido ya un puente con la Alemania del futuro. Señalaba ese periódico que en Marruecos y Gibraltar eran el Standpoint (quid) en la historia del mundo, etc...

El embajador Welczeck, que era amigo íntimo del rey Alfonso XIII, cacerías, regatas de balandros, fiestas sociales, etc... era miembro activo de la Liga  Fichte, que trabajaba legalmente en muchos países de Europa y África sepentrional y aunque el nazismo pudo tener sus dudas al principio sobre el diplomático pronto se  disiparon y fue en adelante un trabajador incansable en pro del III Reich que estuvo al lado de Franco hasta que le sustituyó Wilhelm von Faupel, para ser ascendido Welcczeck al más alto cargo de embajador en Paris donde "asesoraba a la derecha francesa”. El fue quien envió en informe secreto que pasó al General Mola de la intención de Francia de enviar aviones a la Republica Española el 23 de julio de 1936. Ese detalle no está en el libro que me proporcionó Koestler, sino en el de Robert H. Whealy y publicado ya en 1989 en Kentucky (USA).

Göring que tuvo en Alemania voz muy alta a partir de los años 20 hacia campaña a gritos contra el tratado de Versalles, propugnaba por la recuperación de las colonias alemanas y por la búsqueda de las materias primas allí donde las hubiera. Decía que las posesiones españolas de África habían sido elegidas por el Führer como el trampolín de la empresa colonial alemana rejuvenecida . Y así estaba haciendo una descomunal propaganda en toda Europa y no solo teórica, enviando sus peones a todo el Magreb, sobre todo al Marruecos español, Ifni y Río de Oro, con los decisivos outposts para crear un ambiente propicio para Alemania en África. Lo primero que los nazis hicieron en España fue organizar una agencia de prensa, Friedrich Burbach mantenía ya incluso antes de la llegada de Hitler al poder, una campaña de agitación para minar los poderes democráticos, con ayuda de los círculos más reaccionarios.

EL "superintendente” de prensa en España era Zuchristian que controlaba todo lo que decía la prensa española y mantenía contactos con los directores y editores, tratando de que se abstuvieran de atacar a Hitler, siguiendo ordenes directas de Hans Zeberer en Berlín. El servicio de prensa nazi en Madrid mantuvo 50 empleados permanentes con Gustav Reder a la cabeza hasta el 18 de julio de 1936; Hans Sauter desempeñaba el mismo cargo en Barcelona, plaza fuerte del nazismo. La embajada alemana en Madrid expedía con discreción las credenciales de la "Deutsche Wochenschan" (Boletín Semanal Alemán) a los periodistas  "independientes",etc.. .

Los franceses en l936 se alarman, pero no hacen nada. Luego Petain colaborará con los nazis

 EL 23 de julio de 1932 la Dirección General de la seguridad francesa recibió un informe sobre las actividades nazis en el norte de España, en la que se afirmaban que la zona catalana estaba dirigida por un alemán llamado Sach y la del norte por Philippe Schmolz. EL 24 de septiembre de 1932 un nuevo informe precisaba que el grupo nazi de Barcelona estaba financiado por la banca, las principales casas de comercio y firmas industriales alemanas. El director del circulo "Unión Nacional Alemana" era el doctor Schaeffer y el vicepresidente Satín y el grupo estaba compuesto por alemanes, austriacos y algunos checoslovacos.

Finalmente un informe sobre este grupo dejaba constancia de haberse fundado un "Centro Hitleriano" en la calle Fernando Puig 17 (San Gervasio), que celebraba reuniones semanales los miércoles (a "las que todo el mundo puede asistir"), a las que concurrían regularmente los fascistas de Barcelona (Archives Nationales, Paris). EL 28 de noviembre de 1932, el embajador francés Jean Herbette, envió un despacho al presidente del Consejo de ministros, Edouard Herriot, acerca de una reunión celebrada en el Hotel Majestic, por el grupo nazi de Madrid, a la que habían asistido unos 200 alemanes, en la que se había repartido mucha propaganda, incitando a la violencia, haciendo saber que el jefe que dirigía la sección extranjera, era el diputado de Hans Nieland, residente en Hamburgo (Archivo del Ministerior francés de Asuntos Exteriores, "Europe 1918-1940", volumen 752).

El cónsul general francés en Barcelona, notifico a su embajador y éste al ministro de Asuntos Exteriores, Paul Boncour, el 1º de septiembre de 1933, su inquietud ante la importancia adquirida por el grupo nazi en la capital catalana, " indeseable desde el punto de vista de nuestra tranquilidad. (Archivo del ministerio francés de Asuntos Exteriores, "El cónsul alemán. Agregaba, vigila las instrucciones recibidas de Berlín, a fin de someter todas las organizaciones alemanas de Barcelona al control nazi". El alemán Otto Fuchs, dirigía el semanario oficial del partido en España, "Deutscher Vorposten", asistido de Jürgen Maraun y su esposa, el pastor Olbricht y el conde Beroldinger "Las asociación de "boys-scouts" alemanes se consagran ahora, de acuerdo con las ordenes recibidas de Berlín, a realizar ejercicios militares. La escuela alemana de Barcelona se hallaba convertida en un foco de propaganda hitleriana, “bajo la influencia de tres profesores que se pretenden neutrales" y que utilizan todos los medios "para reunir a los alemanes bajo la autoridad de Hitler y de su partido".

Según informe de la Dirección General de Seguridad francesa, dirigido al presidente de Consejo de ministros de y al ministro de Interior, fechado el 19 de diciembre de 1933, la revista alemana "Deutsches Echo", dirigida por el doctor Ritter von Goss, que se publicaba en Madrid, realizaba propaganda nazi muy activa y violenta, sin que el gobierno español tomara ninguna medida. EL 2 de diciembre de ese año, un segundo informe del mismo organismo se inquietaba por los progresos realizados por el gruponazi de Barcelona, citando entre sus elementos más activos a Otto Fuchs y Hans Maraun. Se refería también a los incidentes provocados por los marinos alemanes del  buque "Kilo", en el puerto de Sevilla, Que habían izado las banderas nazi y la monárquica española , precisando además de que , en Valencia, se había constituido un grupo nazi que se dedicaba a dirigir cartas de amenazas a industriales locales que no le eran afectos (Archives Nationales, Paris, legajo 13448).

Reder recibía instrucciones de la Organización Exterior y del Ministro de Propaganda, trabajaba para la Gestapo como "observador".En 1934 la actividad era frenética, los nazis lograron colocar ese año 164 artículos de propaganda nazi en 30 periódicos españoles y el año siguiente 68 artículos en 25 periódicos y revistas, y durante el Congreso de Nuremberg también aparecieron 145 artículos y noticias, haciendo hincapié, después la oficina de Dienstelle Ribbentrop sobre el frente unido de Italia y Alemania contra el bolchevismo.

 Las grandes empresas industriales Alemanas tenían sus oficinas en España y su anunciaban siguiendo directrices de la Oficina Comercial Alemana del exterior. Una revista semanal femenina, anti-judía, aparecía en los kioscos libremente. Se titulaba "Lealtad" que sucedió a "Aspiraciones" que había sido prohibida. Y la publicidad de la organización exterior alemana y el ministerio de propaganda le daban su publicidad, a "Blanco y Negro" que editaba "ABC" Otros adictos al nazismo alemán eran "La Nación" "España Nueva" "El Día Gráfico" "El Diario Malagueño", " La Voz Valenciana" y contaban con propagandistas como Pedro Mourlane Michelena "Informaciones", Ernesto Jiménez Caballero, Gónzalez Ruano ("ABC"), Francisco Bonnati y Julio Fuentes, según Olaya que se basa en el Archivo de Ministerio Francñes del Exterior, " Europa 1918-1940; volumen 167.

Gil Robles, José Antonio, la prensa, la radio, la derecha española reciben dinero de Berlín.

 El índice que  llevaba el Ministerio de Propaganda Alemán decía sobre el periódico "Informaciones", que Gil Robles era el portavoz  de la nueva Alemania.
El ingles Frank Jellinek en su obra "La guerra civil de España" en la que fue corresponsal del "Manchester Guardian", en el capitulo titulado "El Complot" dice que no fue Gil Robles el primero ya que  José Antonio Primo de Rivera había asistido al "Parteitag" (Día del Partido) en Nuremberg, el año anterior. Añade que a través de la colonia alemana en la pre-guerra se pasaban de contrabando a España documentos y armas y que los consulados germanos estaban al corriente de todo eso. Las Baleares y la Costa Brava estaban plagadas de espías alemanes camuflados como exiliados del nazismo.

 Pero retomando a Francisco  Olaya, en su artículo sobre Angel Viñas basándose en los Archivos Nacionales de París, cita a otros periódicos que acabamos de citar, que aparecían en los años 30, el  gobernador civil de San Sebastián tuvo que advertir a Schmolz (subvencionado por la Siemens) de que estaba prohibido el uso de corriente del uniforme nazi y este le amenazó con manifestarse si lo prohibían (Archivos Nacionales de París legajo 13442)

 Pero mientras los periódicos afectos al régimen nazi recibían dinero, la GESTAPO "supervisaba y hacía presión sobre los periódicos objetivos que decían su verdad de lo que pasaba en el III Reich.
Los periodistas alemanes en España eran objeto de vigilancia y así al corresponsal del "Berliner Tagenblatt" le calificaban de "bohemio" en sentido de gay y otros eran considerados como peligrosos "porque están con judías" o "es amiga de un republicano fanático" o" gasta más dinero de sus ingresos conocidos" , etc.

 Lo primero que los nazis hicieron en España fue organizar una agencia de prensa, Friedrich Burbach mantenía, incluso antes de la llegada al poder a Hitler, una campaña de agitación para minar a los poderes democráticos republicanos, con ayuda de los círculos más reaccionarios españoles.

 El gran encargado nazi de la prensan en España era Zuchristian que controlaba todo lo que se decía en la prensa local, mantenía contacto diario con los directores y editores, tratando de que se abstuvieran de atacar a Hitler, siguiendo órdenes directas de Hans Zeberer en Berlin. El silencio de prensa nazi en Madrid mantuvo 50 empleados permanentes Gustav Reder a la cabeza hasta el 18 de julio de 1936. Hans Sauter desempeño el mismo cargo en Barcelona, plaza fuerte de los nazismos.
La embajada alemana en Madrid expedía con discreción las credenciales de "Deutsche Wochenschan"(Boletín Semanal Alemán) a los periodistas y dependientes.

 Exterior y  Ministro de Propaganda, trabajaban para la Gestapo como "observadores".

Y el Departamento de Cultura Alemán a la Organización del Exterior limpiaron las librerías alemanas en la península ibérica incluido Portugal, de todo libro que podía ser peligroso para el III Reich. En materia de cine la labor la hizo personalmente el Dr. Goebbels, descubriendo en las películas y en la industria del cine español, quienes eran "judíos o francmasones" y se abría una ficha en Berlín con detalles minuciosos e increíbles (íntimos) sobre tal, cual film, sus protagonistas, productores, directores, etc...sus relaciones personales o familiares, etc..
La embajada alemana, introducía películas sin pasar por la censura, que se les arreglaba para regalar a miembros de la Falange o de la CEDA (Gil Robles) y algunos recuerdan el film "Hereditar  Disease" ( Enfermedad Hereditaria)  que pusieron ante los  ojos del espectador fascista español para informarle sobre las traiciones contra la raza aria. Funcionaba en España la "Fichte League", fundada en 1919, contra el Tratado de Versalles bajo el control de la Oficina Política de Rosenberg.

 Era la organización  pro-nazi mas radical, publicaba panfletos,(hastíen tirajes de 150.000 ejemplares en español) con los discursos de Hitler, Hess, Goebbels o incluso de Lord Rothemerc, político millonario pro-nazi inglés, contra dicho tratado. La intervención represiva de los nazis en Austria durante la revolución de Octubre de  1934 se  cita pero no se implementa. En cambio la propaganda pro-Gil Robles en Alemania que llevó al poder a Hitler en noviembre de 1933, fue excelente según Goebbels porque como hemos dicho Gil Robles había estado en Nuremberg, como gran dirigente, "el Día del Partido".

 En Marzo de 1936 cuando era eminente el alzamiento, los nazis en España recibieron la orden de empaquetar y sellar los documentos más comprometedores y guardarlos en la embajada de Alemania teniendo cuidado de enviar en el futuro sus circulares, comunicaciones postales correspondencia, en sobres especiales sin remitente y con apariencia comercial. La comunicación con Berlín quedó suspendida. Todo esto no le debió llegar a los nazis militantes que aprovisionaban a la 5º columna de Mola-porque dos meses después, la policía  de Madrid detuvo al joven austriaco Ferdinand Becher, al que en su domicilio se encontraron tres pistolas ametralladoras Mauser, una pistola Parabellan, cinco revólvers, siete cargadores y otros materiales de guerra.

 En una carta del dirigente Erich Schnans se informa a los militantesen Madrid que los lideres nacionalsocialistas estan preparados para el 11 de Abril de 1936 con vistas a batallas futuras, es decir sembrar  el caos, la tensión y la discordia política en España a las órdenes de los jefes de la Falange y que esperaban en cualquier momento un ataque del Frente Popular. El documento fue hallado posteriormente en la policía republicana en Barcelona.

 También se abrió ficha de todos los jóvenes alemanes en España, aptos o no para el servicio militar obligatorio ( la lista incluí a a los mayores de l6años). Y en cualquier consulado en España, en el tablón de anuncios, se exponían al público impresos para que, en caso de guerra, cualquier súbdito alemán cumpliera sus deberes "patrióticos" a favor del III Reich cualquiera fuera la postura legal del gobierno local. Iban con el matasellos de la "Fichte League" y se vieron en Febrero de 1936, a seis meses antes de Alzamiento del 18 de Julio.

 Ya el 15 de junio de 1936, Hellerman, el cabeza de la organización nazi en España, recibió la visita de Friedech Oubach en Barcelona, quien le pidió que los combatientes de primera línea estuvieran preparados y las actividades de Hellerman y su empresa-tapadera "Hellerman & Philippe Importing House" hicieran contacto y movilizaron a las  sesenta secciones de choque.
Eran asesinos curtidos que se habían "entrenado" con las tropas de ´las Juventudes Hitlerianas alemanas y su labor era "brindar ayuda "técnica" a la vanguardia de los falangistas y monárquicos etc. No son cuentos que se dicen “para no dormir”: el piloto monárquico Juan Antonio Ansaldo, fue uno de los más destacados de esos para falangistas de vanguardia, y lo confiesa él mismo (por frustración o arrepentimiento) en su obra monumental “Para qué…..”

Se incluía entre los agentes nazis a  pilotos experimentados, buenos técnicos e ingenieros así como propagandistas, que a poder ser dominaran bien el castellano. Era preciso moverse por toda la geografía ibérica. Había mil quinientos nazis de las secciones locales y se contaba con 1.000 hombres siempre disponibles del Frente de Trabajo Alemán en España, físicamente muy sólidos. Tanto Langenheim, ingeniero de Tetuán, Fiessler, y el Cónsul Draeger en Sevilla, el Cónsul Dede en Mallorca y muchos otros diplomáticos estaban informados y listo

 La diplomacia oficial del Partido Nacional Socialista en España era de óptima calidad. Hitler en "Mein Kamp" decía que el objetivo de su lucha en la península ibérica era aislar a Francia sobre todo de Inglaterra. Caundo llegó al poder, von Neurcth ministro del Exterior en los gabinetes de Schleicher y Von Papen, socialcristiano, siguió en su cargo. El Führer pensaba que sus conexiones con la nobleza alemana que copaba los cargos diplomáticos, diera la imagen de que Alemania seguía como antes. Hitler creó una escuela para diplomáticos nazis-agregados de prensa, secretarios y otros rangos menores llenaron pronto las embajadas de Alemania respetando a los embajadores de antes.

Con Hitler se operó la nazificación total del  cuerpo diplomático alemán en el mundo.

 La nazificación del servicio diplomático fue un gran logro para él. Sólo expulsó a los sospechosos de no ser arios puros y a los recalcitrantes.Los que se callaron,siguieron. En 1933 las solicitudes de alemanes en el extranjero en embajadas y consulados para afiliarse al Partido Nacionalista subieron meteoricamente.En España el primer año hubo 799 solicitudes. Y puso a los diplomáticos todos bajo el control de la organización Exterior del Partido encabezado por Herv Bohle,hombre de Rosenberg y Rudolf Hess.

 En una carta del "Hoheitsträger"(el que controla el aparato exterior del partido) al vicecónsul en San Sebastián Willy Beisel, se le comunicaba su derecho a intervenir en los nombramientos y disensiones del cuerpo diplomático y al parecer este no tuvo problemas. El libro "La conspiración Nazi en España" reproduce varias cartas-circulares de este tipo así como las que piden los detalles más insignificantes de todo el personal diplomático, para su ficha correspondiente. Así casi todos los embajadores usaban la extra-territorialidad de su cargo para hacer llegar a Berlín documentos comprometedores y materiales en contra del gobierno republicano, de espaldas a las leyes del país.
El cónsul de San Sebastián, ciudad “fronteriza” tenía gran volumen de trabajo.

 El Cónsul Fricke de Cartagena se comprometió a recibir sin pasar control aduanero español paquetes (propaganda o lo que fuera) si lo enviaban a través del Inspector Scholtz de la Compañía "Neptune Steamship Co.", de Hamburgo y eran entregados a uno de los capitanes elegidos. No hubo sino percances mínimos surgidos de algún carabinero demasiado quisquilloso. Nada trascendió. Los documentos secretos que comprometían al gobierno republicano ponían en peligro a algunos de los militares que conspiraban con Mola o Fal Conde solían ir acompañados de dinero en efectivo para comprar voluntades. No hubo problemas.

En ciudades como Bilbao, con grandes relaciones comerciales e industriales con Alemania desde muchos años antes de la Gran Guerra(l9l4´-l9l8),el cuerpo diplomático alemán y el de países satélites Austria-Hungría se pasó sin grandes alharacas a la nueva moda diplómática nacional socialista. También había agentes a tiempo completo para la Gestapo. Ese fue el caso del cónsul de  Austria-Hungría en Bilbao, Wilhelm Wakoning, que llevaba enviando documentación impunemente a Berlín desde tiempo inmemorial, en los tiempos de Alfonson XIII y en los de la República. Ya en la Gran Guerra, había sido el encargado del suministro de petróleo a los submarinos alemanes que operaban en el Cantábrico y hundían barcos mercantes que llevaban mineral de hierro de Vizcaya a Inglaterra. Impunemente. 

Con el acceso de Hitler al poder, aunque el Tratado de Versalles lo dejó fuera del servicio diplomático, él seguía “en funciones”.Al estallar la guerra civil de 1936 se recibió un telegrama no de Berlin sino de Viena, de que se hiciera cargo del consulado alemán. Organizó la evacuacón de ciudadanos germanos ya estallada la guerra y nadie sospechó de él. Era una labor humanitaria.

Bilbao,1937: cuando los vascos desmantelan la red nazi del cónsul Herr Wilhelm Wakoning

 Pero, al apoyar militarmente Hitler a Franco (lo cual tratamos en reportaje histórico, aparte)y establecido el gobierno autónomo vasco, en funciones, las cosas cambiaron radicalmente.Aguirre controlaba ese tema. Y así con motivo de un bombardeo de la Legión Cóndor contra la Zona Internacional de Las Arenas, donde residía el cuerpo diplomático, los blancos de la aviación germana fueron tan descaradamente selectivos y certeros contra la parte en que residía el cónsul inglés Stevenson, también veterano del cuerpo diplomático, causaron alarma en el gobierno local. La investigación de Interior levó a un punto en que, por eliminación, las sospechas recayeran en Herr Wakoning, cuyas conexiones con las redes nazis fueron investigadas por los vascos.

Como hemos dicho ya los vascos eran autónomos y tenían su propia policía. Y no se podían dejar al aire casos como éste. El lehendakari Aguirre fue claro:”el bombardeo de la Zona Internacional-dijo-hay que seguirlo hasta el final”. Para protestar contra ese bombardeo (del que Stevenson salió milagrosamente ileso), por iniciativa del propio Wakoning(!),se eligió la ciudad vasca de San Juan de Luz(en territorio francés) para una amplia reunión de todos los diplomáticos en relación con el hecho. Los diplomáticos iban a ir desde Bilbao a Francia por mar, ya que parte del país estaba ya en manos de Franco y la frontera pirinaica franco-española estaba cortada.

 El ministro del Interior del gobierno autónomo vasco, Sr Monzón, se había hecho cargo. La policía vasca pidió cortésmente a todos los cónsules ya embarcados  que abrieran el equipaje aunque parecía algo puramente formulario, pues de hecho no lo hicieron (les bastaba el mero gesto voluntario de hacerlo para que la tiza blanca marcara la maleta). Hasta que llegó el turno al voluminoso equipaje del cónsul alemán. A este le rogaron que abriera sus maletas, a lo que se negó rotundamente alegando inmunidad diplomática. De haber abierto sólo una, probablemente no hubiera pasado nada pero Herr Wakoning se aferró a su negativa, agarrando una las maletas férreamente con su mano.

El Propio ministro llegó para convencerle. Y después de forcejeo, amenazas veladas, etc.. del alemán, dejó la llave a la policía vasca. Nada más abrir la primera empezaron a aparcer  planos de las fortificaciones vascas contra las fuerzas de Franco, con detalles inverosímiles de las municiones, armamento, informes sobre la supuesta estrategia del ejército vasco, nombre, cartas confidenciales desde Berlín, etc..Además trascendió que los barcos alemanes, simulando evacuar refugiados, habían estado pasando desde Bilbao al bando Franco-Hitler, información y refuerzos humanos.

Las evidencias de que las “visitas” de la aviación alemana, estaban en  parte teleguiadas desde la Quinta Columna alimentada por consulados, embajadas, espías, simpatizantes, etc… hubieran hecho añicos en unos días un pais tan pequeño como el vasco, si no se tomaban medidas, pero los vascos no podían salir del marco de su territorio. Y, tenían entre manos, a un pez gordo.

 También habían salido a relucir los nombres de sus más íntimos colaboradores, militares y civiles complicados en la red nazi-fascista. Al cónsul Wakoning no se le torturó ni se le forzó, pero sus contradicciones y las de su secretario, también nazi, Emil Schneider, debieron hacer  temblar al cuerpo diplomático de Hitler en Europa, cuando la información del desmantelamiento de su red en Euskadi, con o sin inmunidad, fue del dominio publico. Pero no: la “diplomacia” de Hitler en paises neutrales se siguio moviendo impunemente como pez en el agua. Como hemos dicho, lo mismo ocurría, en parte, en Madrid, aunque mucho menos en Barcelona, donde los nazis recibieron muchos golpes. Fue más útil para Hitler, la Abwehr y la Gestapo que un ejército en campaña. Y la mejor prueba fue que el embajador de Hitler en Londres, antes de estallar la guerra mundial(1940),Herr Joachim von Ribbentrop, años 1936-l937, fue condenado a muerte en Nuremberg y ahorcado en 1945.

Al margen de lo que pudieran pensar en Berlin, los vascos pusieron en el banquillo al cónsul de Alemania, al cónsul de Paraguay(el de Stroessner) y al capitán de ingenieros Murga.El juicio a cargo de un Tribunal Popular, con magistrados profesionales leales a la república y todos los testigos a su favor que los acusados quisieron poner, prensa internacional presente y luego libre para informar a sus peródicos en el extranjerpo.Herr Wakoning no era un chivo expiatorio y los peródicos de fuera lo dijeron. Ni Mata Hari, ni los esposos Rosenberg..

 Los enjuiciados fueron condenados a muerte por espionaje en tiempo de guerra.La audiencia fue pública.Y fueron fusilados por soldados regulares voluntarios.¿cómo se atrevían los vascos a dar semejante paso contra la poderosa diplomacia de Hitler y de Franco?.Nadie  podría responder, pero entre las ruinas de Guernica,Durango,Eibar,los muertos de Bilbao,los leales fusilados sin juicio ni tumba, podría quizás encontrarse una respuesta.De haber consentido en Euskadi, el Gobierno Vasco y su pueblo,la ignominia de permitir a espías como Wakoning hacer el juego de la Gestapo, los planes de Mola de arrasar el pais,se hubieran cumplido, tal y como estaban trazados desde Berlín, Salamanca (sede del Cuartel General de Franco) y la Roma de Mussolini. Sólo les frenó la capacidad de los vascos de alzarse contra toda injusticia,sin mirar atrás.

 Ellos murieron por sus hijos y los hijos de sus hijos.Pero también hay que pensar que si todos los paises europeos en esa epoca,1936 hacia  adelante,o sus gobiernos hubieran hecho lo mismo que el Gobierno Vasco, a Hitler y su banda internacional se les hubiera cortado el camino y hubieran caido en un agujero negro sin fondo.Y esa guerra costó más de 36.000.000 de muertos.

 Cuando Welczeck se fue a Berlín se encargó de que los folletos y la propaganda nazi y antifrancesa que dirigía fueran enviados a Marruecos. La dirección del alzamiento español era muy enemiga de régimen republicano del país vecino, pero hacía todas las excepciones a favor de nazificación de sus vecinos. Tenia un miedo infundado en el socialista Leva Blum, quien en virtud de la no-intervención abandonó a la Republica española a merced de los totalitarios de época . Inglaterra hizo lo mismo.