Los coches del futuro se "alimentarán"
de vino y queso

Aunque parezca increible los ingenieros británicos han ideado un nuevo combustible basado en productos derivados del procesamiento del vino y alimentos como en particular el queso y el chocolate. El coche goloso tiene como finalidad reducir las emisiones de gas carbónico a la atmósfera

En un reciente rally de automóviles ecológicos en Reino Unido se mostró un modelo de automóvil capaz de funcionar con productos derivados del procesamiento del vino y algunos productos alimenticios, en particular, el chocolate y el queso.

El coche 'goloso', elaborado por la productora británica de vehículos deportivos Lotus Cars, todavía no ha salido a la venta ya que su desarrollo está aún en proceso, pero ha quedado clara la posibilidad de utilizar un nuevo tipo de combustible. El concepto Lotus Exige 270E Tri-Fuel fue construido en el marco del programa dirigido a bajar a índices mínimos las emisiones de gas carbónico a la atmósfera.

El vehículo está proyectado para funcionar con tres tipos de combustible: gasolina, metanol y etanol. El metanol se obtendría capturando dióxido de carbono de la atmósfera. Pero lo más interesante son las futuras fuentes para la obtención de etanol. Para Lotus este tipo de combustible se fabricaría a través de las bebidas alcohólicas inservibles o de suero de leche (que se usa también para la producción del queso).

Este combustible exótico no perjudica las propiedades funcionales del coche. Lotus puede alcanzar una velocidad de 100 kilómetros por hora en tan solo 4 segundos, y su potencia es similar a la de los automóviles que funcionan con gasolina y diesel.

Lotus Exige 270E Tri-Fuel bien podría ser utilizado con motor de gasolina porque las estaciones de vino están todavía por llegar. Pero quién sabe, es posible que en el futuro la tecnología del uso de combustible a partir de los desechos alimenticios se utilice ampliamente. Entonces, los conductores solo sentirían envidia de sus coches que, a diferencia de ellos, podrían tomarse un aperitivo y un vino antes del viaje, sin miedo a que les sea impuesta una multa por consumir alcohol. No es de extrañar el comentario de un conductor al leer la noticia en el Guardian:"! Quien fuera coche!!”.Y los borrachos empedernidos robarán en el futuro, estaciones de vino.En un reciente rally de automóviles ecológicos en Reino Unido se mostró un modelo de automóvil capaz de funcionar con productos derivados del procesamiento del vino y algunos productos alimenticios, en particular, el chocolate y el queso.

El coche 'goloso', elaborado por la productora británica de vehículos deportivos Lotus Cars, todavía no ha salido a la venta ya que su desarrollo está aún en proceso, pero ha quedado clara la posibilidad de utilizar un nuevo tipo de combustible. El concepto Lotus Exige 270E Tri-Fuel fue construido en el marco del programa dirigido a bajar a índices mínimos las emisiones de gas carbónico a la atmósfera.

El vehículo está proyectado para funcionar con tres tipos de combustible: gasolina, metanol y etanol. El metanol se obtendría capturando dióxido de carbono de la atmósfera. Pero lo más interesante son las futuras fuentes para la obtención de etanol. Para Lotus este tipo de combustible se fabricaría a través de las bebidas alcohólicas inservibles o de suero de leche (que se usa también para la producción del queso).

Este combustible exótico no perjudica las propiedades funcionales del coche. Lotus puede alcanzar una velocidad de 100 kilómetros por hora en tan solo 4 segundos, y su potencia es similar a la de los automóviles que funcionan con gasolina y diesel.

Lotus Exige 270E Tri-Fuel bien podría ser utilizado con motor de gasolina porque las estaciones de vino están todavía por llegar. Pero quién sabe, es posible que en el futuro la tecnología del uso de combustible a partir de los desechos alimenticios se utilice ampliamente. Entonces, los conductores solo sentirían envidia de sus coches que, a diferencia de ellos, podrían tomarse un aperitivo y un vino antes del viaje, sin miedo a que les sea impuesta una multa por consumir alcohol. No es de extrañar el comentario de un conductor al leer la noticia en el Guardian:"! Quien fuera coche!!”.Y los borrachos empedernidos robarán en el futuro, estaciones de vino.