Los nuevos robots emulan a los directores de orquesta famosos como Von Karajan

Los asistentes al concierto público de Detroit muy anunciado se quedaron como de piedra al ver subir al estrado a un robot blanco de metro y medio. Los músicos de la orquesta le aplaudieron con cierta tibieza sintiéndose tal vez defraudados. ¿Resultaba una prueba y una broma del empresario? Y sin embargo, el director de orquesta, que se llamaba Asimo atacó la versión de la pieza “El sueño imposible” y sus movimientos guiaron a la orquesta filarmónica de Detroit e incluso a las músicas, incluida la japonesa Yo-Yo Ma.

El auditorio al principio escéptico terminó fascinado de lo que acababa de ver y oír. “La tecnología es insuperable!” -exclamó después el especialista del trombón Randall Hawes que lleva en la orquesta veintidós años y ha trabajado con Von Karajan-.

“Me he quedado maravillado de la naturalidad del robot y de la movilidad de sus brazos” pero sin embargo, el señor Hawes no estaba feliz porque decía que sería triste reemplazar a los directores de orquesta en los Estados Unidos por robots japoneses. Este músico reaccionaba “patrióticamente” y no por la calidad de sus nuevos colegas “es lo único que nos faltaba” porque el nuevo director Asimo dirigía de tal forma que los componentes de la orquesta tocábamos también como robots”. La orquesta sinfónica, sin embargo, ha pedido a la casa nipona que ha creado a Asimo que vuelva el año que viene a la semana musical de Detroit.




La casa constructora Honda del robot dio permiso a Asimo para volver el año que viene ya que los periódicos le han tratado tan bien como a un director de carne y hueso. La noticia puede parecer inquietante pero no es así, ahora los directores tendrán que pedir clases a los Asimo.

Honda dice que está terminando el número veinticinco de la misma serie de robots y que no está seguro si tendrán otros nombres pero lo que si promete es que la segunda serie será todavía mejor. La violonchelista Yo-Yo Ma estaba emocionada del logro de su compatriota.